Carlos Garcia Orjuela

www.carlosgarciaorjuela.com

Miércoles, 23 May 2018

Revocatoria es un fantasma que no asusta a nadie

DIARIO EL NUEVO SIGLO

 

Lunes 29 de Julio, 2002

Asegura el Senador Carlos García Orjuela
Revocatoria es un fantasma que no asusta a nadie.

Ex presidente del Senado vuelve hacia Serpa y descalifica a Peñalosa.

Por Darío Hoyos Hoyos
Periodista de El Nuevo Siglo

BOGOTÁ

CARLOS GARCIA ORJUELA asegura que Horacio Serpa puede llegar al poder, pero todo dependerá de la forma como oriente al Partido Liberal y a la bancada de la colectividad en estos cuatro años de la administración Uribe.

Un año después de haberlo visto caminar con paso triunfante por los pasillos del Capitolio, seguido de una manda de lagartos, de los inevitables aduladores del poderoso de turno, de los infaltables gestores de contratos y, por supuesto, de los numerosos guardaespaldas, encontramos a Carlos García Orjuela cuando cruzaba, por la Carrera Séptima, el tramo que une al Capitolio con el edificio del mismo, acompañado apenas por un oficial de la policía que quizá lo estaba escoltando por última vez, ya que el mencionado dirigente liberal del Tolima pasó el 20 de Julio a ser otro de los llamados senadores comunes y silvestre, hoy acosados por un síndrome de revocatoria, a pasar de que el ex presidente del Congreso sostiene que esa palabra, -revocatoria- entre los parlamentarios, es como el “coco” para los niños, que ya no los asusta.

  • EL NUEVO SIGLO: ¿Siente nostalgia de poder?

CARLOS GARCIA ORJUELA: el Presidente del Congreso no ostenta un poder particular. Cuando dirige los debates y reparte el tiempo con equidad, respetando a todos los miembros de cada uno de los partidos políticos, sólo cumple con su deber. Claro que si lo que decide es presionar al gobierno, chantajeándolo, al no colocar en discusión los proyectos de interés del ejecutivo, como seguramente ha sucedido en otras épocas, entonces sí obtendrá puestos para sus parientes y amigos y partidas del presupuesto para su clientela política. Ahora, estoy disfrutando, descansando del asedio de las hojas de vida, en este país de desempleados.

  • E.N.S.: Usted, Mario Uribe y Aurelio Iragorri, son los únicos ex Presidentes del Congreso que están sobreviviendo en la nómina del Senado. Otros fueron descabezados recientemente por el Concejo Nacional Electoral y muchos más se encuentran por fuera del cuerpo legislativo y de la actividad política. ¿No considera que el ser simplemente Presidente del Senado es un requisito suficiente para escalar posiciones más altas en la vida nacional?.

C.G.O.: El doctor Darío Echandía, paisano mío, fue Presidente del Congreso. Carlos Lleras Restrepo, Julio César Turbay y César Gaviria Trujillo, también fueron Presidentes en el cuerpo legislativo. Además, Andrés Pastrana, Ernesto Samper, Virgilio Barco, Alfonso López y Álvaro Uribe fueron todos Senadores. Esto significa que el Congreso es una gran escuela de conocimiento del país, de sus regiones, de sus gentes, y de las posibles soluciones. Es una lástima que el resentimiento contra el Congreso de quienes hicieron la Constitución de 1991, haya privado al país de las posibilidades de ayudar en los cargos de responsabilidad política nacional.

Agregó el ocasional entrevistado:

Al país hay que decirle la verdad. Los que están más cargados de medallas, honores y reconocimientos, son los responsables de la hecatombe nacional. Esta tarea ha sido para mi de servicio al país, al Congreso, a la región y no reclamo por ello ningún reconocimiento; al  contrario, agradezco la oportunidad de conocer las alturas y las profundidades del poder en Colombia.

Por qué abandonó a Serpa

  • E.N.S.: Usted dejó el oficialismo liberal donde apoyaba la candidatura presidencial de Horacio Serpa, para adherir a Álvaro Uribe.¿Considera que éste podrá hacer un mejor gobierno?.

C.G.O.: Indiscutiblemente el proceso político de la campaña de Serpa fue de una improvisación en temas vitales para el manejo financiero del país. En el tema del proceso de paz hubo una gran equivocación en su apreciación. No existió espacio de discusión y conciliación democrática al interior del Partido Liberal. Los ex presidentes Carlos Lemos, Ernesto Samper, Julio Cesar Turbay y César Gaviria estuvieron en contra de respaldar unas negociaciones de paz sin parámetros y objetivos claros. En los diferentes debates prota­gonizados por voceros del Parti­do Liberal en el Congreso quedó claro el rechazo a la conducción del proceso de paz, sin embargo el candidato del Partido desco­noció esa posición política, así como el sentimiento popular del liberalismo en torno a este tema.

De otra parte -agregó García - ­Álvaro Uribe preparó un progra­ma coherente en diferentes áreas de la vida nacional: en materia fiscal quedó claro la necesidad de una reforma pensional, reduc­ción del Estado (Contralorías, Comisión Nacional de Televi­sión, Embajadas, Ministerios y otras tantas corbatas). El país apoyó su propuesta en materia de generación de empleo, comba­te a la corrupción y la politiquería y es así como vamos a sacar adelante una reforma política.

Revocatoria no asusta

  • E.N.S.: Ayer nada mas, Álvaro Uribe recordó una propuesta de la campaña en la cual aparece incluida una reforma del Congreso, con reducción del número de sus integrantes y una velada insinuación revocatoria. ¿Va a apoyar esta iniciativa?

C.G.O.: A estas alturas la revo­catoria es un fantasma que en Colombia no asusta a nadie. Estamos en tiempos modernos; ¿no ha visto usted que los niños de hoy prefieren los programas de monstruos, marcianos, extrate­rrestres, Pokemon etc.? Una re­forma política sin incluir la de­mocratización de los medios de producción que generan poder, sin tocar a la repartición equita­tiva del ingreso de la nación, a mecanismos financieros de soli­daridad con los campesinos, al establecimiento de claras regla­mentaciones de control a los grupos económicos privados y dedi­cada a la reforma exclusivamente del Congreso sin reglas claras para los medios de comunicación que manejan la opinión a su aco­modo, será otra frustración.

El Congreso de Colombia no es más que el reflejo de toda la so­ciedad, y aquí son más poderosos los grupos económicos, la prensa, los militares y algunas embajadas que los Partidos políticos y sus representantes. A la demo­cracia no hay que reducirla sino aumentarla. Si lo que hoy se re­parte entre cien mañana se debe repartir entre cincuenta, el ma­nejo del Congreso para aquellos será más fácil.

  • E.N.S.: ¿No será que, aunque con mucho retraso, se cumplirá la senten­cia de un antecesor suyo en la Presi­dencia del Senado, Fabio Valencia, de que o cambiamos o nos cambian?

C.G.O.: Lo importante no son los nombres. Fabio Valencia cambió su aspiración al Senado por la de su hermano a la Cáma­ra. Y si la reforma es sólo para cambiar de nombres, voy a pre­parar a mis sobrinos. Lo impor­tante es el cambio integral del Es­tado, evitar el uso del presupues­to público para volverse líder. Por ahí anda alguien aspirando a ser Presidente de Colombia, por­que con la plata del pueblo pavi­mento calles, parques, ciclorrutas en los barrios ricos. Y pago mucha pauta publicitaría en te­levisión, radio y prensa escrita. ¿Dónde están las ideologías, dón­de el servicio a los más pobres? Con plata cualquiera es impor­tante, lo difícil es la formulación de una sociedad en equilibrio con el medio ambiente y con los vecinos, lo demás es política light.

Serpa, ¿candidato?

  • E.N.S.: El ex presidente Samper señaló recientemente a Horacio Serpa corno presidenciable para el turno del 2006. ¿Le ve algún chance a este jefe del Partido Liberal?

C.G.O.: Horacio Serpa es un hombre bueno, honrado, trabaja­dor, con ideas de gran contenido social, pero para llegar al poder necesita desprenderse de Marías Emmas González y otros que le han impedido la contundencia de sus ideas. Estos cuatro años se­rán definitivos y de su poder en el Congreso depende en gran parte el resultado de las reformas. Su compromiso con el país permiti­rá su apoyo al ajuste fiscal, esen­cial para la generación de em­pleo, y nuevos recursos para Se­guridad que garantice la inversión nacional y extranjera.

  • E.N.S.: ¿No se le atravesaría al doctor Serpa otra vez el elefante?

C.G.O.: El elefante es un invento de Monseñor Rubiano. Serpa ha sido investigado hasta la saciedad. La corrupción ronda a toda la sociedad. ¿Qué opina usted del manejo de la contabili­dad y valoración de los activos que con el concurso de los audito­res hicieron las empresas Enron, Xerox, Worldcom y otras para quedarse con el ahorro de pensio­nados y trabajadores por mas de 60.000 millones de dólares, con repercusiones en la Bolsa de Nueva York, que ha hecho dismi­nuir el valor de las acciones de miles de empresas y cuya reper­cusión ha disparado el valor del dólar y el precio del petróleo? Alistémonos para pagan un re­ajuste del galón de gasolina. Todo por culpa de la corrupción de cuello blanco. Qué desgracia que los colombianos sólo quieren miran hacia atrás; la política de seguridad y de recuperación económica requiere de una gran do­sis de unidad nacional.

  • E.N.S.: ¿Que consejo le daría a su sucesor en la Presidencia del Senado, donde él se propone separar de la mesa directiva la responsabilidad del manejo administrativo?
C.G.O.: Luis Alfredo Ramos es un hombre inteligente y capaz, como toda la nueva mesa directi­va; Darío Martínez conoce e in­terpreta el reglamento con lujo jurídico y Samuel Moreno tiene el don de la comunicación, la conciliación y el consenso y lo único que puedo ofrecerles es mi apoyo a sus iniciativas.

Facebook Oficial Carlos Garcia Orjuela

Facebook Fanbox 1.5.x.0

Tenemos 36 invitados conectado

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter