Carlos Garcia Orjuela

www.carlosgarciaorjuela.com

Sábado, 24 Feb 2018

"No se puede hacer populismo contra las instituciones"

DIARIO EL NUEVO DÍA


Lunes 8 de Marzo, 2002

Carlos García dice que la verdadera revocatoria de los congresista malos es este domingo
"No se puede hacer populismo contra las instituciones"

Por EDWIN BALLESTEROS

Faltando pocas horas para las cruciales elecciones parlamentarias el presidente del Senado Carlos García habla de por qué los tolimenses deberían llevarlo de nuevo al Congreso, responde a sus contradictores, lanza dardos a sus contendores y le pone los puntos sobre las íes a Álvaro Uribe, Horacio Serpa y al país en general.

·         EL NUEVO DIA: ¿Por qué cree que es un buen candidato? ¿Por qué los colombianos y los tolimenses deberían llevarlo de nuevo al Congreso?

CARLOS GARCIA: Cuando se habla de renovación del Congreso se piensa que todo lo nuevo es mejor. Después de 10 años de aprender de leyes y normas y de los vericuetos y los intríngulis de cómo se hacen las gestiones a escala nacional, considero que es el tiempo maduro para dar mejores resultados. Creo que ahora se abren mejores puertas para el Tolima porque ya no somos los desconocidos de antes y porque tenemos mayor autoridad política para darle a mis paisanos mejores soluciones en inversión, leyes buenas para el país y dignidad a la política tolimense.

  • END: ¿Cree que vale la pena salir elegido para ser revocado?

CG: La verdadera revocatoria de los congresistas malos es este domingo porque los colombianos pueden votar por otros y negarle su apoyo político a quienes creen que le han fallado al país y la región.

Meter al país en un proceso de referendo, luego a un plebiscito y después a una nueva elección de Congreso, en un año, además de generar enormes costos, abriría al país a una gran incertidumbre e inestabilidad política con inmensas repercusiones para los colombianos al paralizarse la economía nacional. Para entender sus efectos solo basta mirar a la Argentina y Venezuela de hoy, al Perú de hace pocos meses y al Ecuador de hace más de un año.

  • END: ¿Cree entonces que Álvaro Uribe está equivocado?

CG: Lo que creo es que no se puede hacer populismo contra las instituciones, si las queremos, hay que fortalecerlas y elegir bien. Creo también que antes que revocar el Congreso para elegir las mismas chequeras dentro de un nuevo sistema electoral, lo que hay que cambiar en Colombia es la educación y los valores culturales y políticos de los colombianos. Hay que decir que Álvaro Uribe ya no va revocar el Congreso, ya se echó para atrás porque ya ganó congresistas a su lado bajo el compromiso de no revocarlos; por eso cambió ese discurso por el de un referendo contra la corrupción que todavía no lo ha entendido bien el país ni yo tampoco.

  • END: ¿Le suena la reducción del Congreso?

CG: Quien pretende reducir los espacios democráticos lo único que busca es acrecentar el poder de los elegidos que en ese caso sólo serían los de la oligarquía, luego nadie de la provincia podría volver y al Tolima y a mí región no se le pude privar de participar en los recursos nacionales para mejorar las condiciones de vida de los tolimenses. Hay que resaltar que mientras todo el Congreso vale 150 mil millones de pesos al año, el solo Banco de la República se gastó cera de 500 mil millones de pesos en burocracia, viáticos, estudios y asesorías el año pasado y nadie pide cuentas. Las teorías de la política en el mundo dicen que es más fácil corromper un pequeño grupo que una gran convención y que el verdadero control político está en una mayor participación democrática; por eso en Hungría, Estados Unidos, Francia e Italia la Cámara baja tiene más de 500 miembros.

·         END: Sus contradictores han utilizado los gastos del Senado para decir que usted se ha aproximado a modelos de otros tolimenses que salieron con tachas de las dignidades que ocuparon en el Congreso. ¿Qué les responde?

CG: El Tolima tiene que tener la tranquilidad, como lo han destacado los medios en Bogotá, que el senador García pudo demostrar con claridad la administración que se ha dado en el Senado y que aunque no me corresponde porque no soy el ordenador del gasto, ni el que examina los contratos, asumo la responsabilidad porque en este país hay que acostumbrar a los colombianos a no echarle el agua sucia a nadie. Hay que decir que fuimos nosotros mismos y no los medios ni la Fiscalía los que descubrimos las malas compras y los que buscamos resarcir el daño de 400 mil pesos, y que he despedido de la nómina del Congreso a los funcionarios corruptos. Durante mi presidencia nadie ha viajado con platas del Estado, ni se han comprado tapetes ni muebles lujosos ni se han condecorado 800 personas, sino solo cinco, entre ellas una exaltación póstuma a la ministra Consuelo Araújo y a cuatro instituciones muy importantes, dos internacionales y dos del país. Pero además, que el mantenimiento del Congreso lo hice contratar con el SENA, los sistemas de cómputo y modernización con la Universidad Nacional y la Universidad de los Andes, la edición de programas de televisión con Inravisión, el archivo con el Archivo Nacional de Colombia, y la compra de los vehículos para el Congreso con las instituciones de la Policía y el Ejército nacional; de tal manera que no hay contratación privada.

  • END: ¿Qué tiene que decir sobre el nombramiento de asesores?

CG: Lo que es claro es que el Presidente del Senado redujo de dos mil millones de pesos el año pasado a menos de mil millones los gastos este año, disminuyendo la contratación en un 60 por ciento porque de los 150 contratistas que no iban a trabajar solamente he hecho nombrar 46 cumpliendo todos los requisitos, y de esos muchos tolimenses buenos que no habían tenido la oportunidad de prestar sus servicios en el orden nacional, de lo que me enorgullezco.

Llevar gente de confianza a los organismos donde uno trabaja no es un delito es una garantía. Llamo la atención a que se pongan los titulares adecuados porque la mala leche de algunos periodistas malquerientes que le hacen poco favor a la democracia no pueden enlodar y tener eco en otras personas que sólo buscan el escándalo como único patrimonio de su cultura.

·         END: Sus enemigos afirman que las verdades que usted dice en Bogotá no son las mismas que dice en Ibagué...

CG: Hoy los medios traspasan las fronteras y lo que diga cualquier congresista en Bogotá se oye en París, Tokio o Ibagué al mismo minuto. Eso lo dicen quienes no tienen argumentos constructivos sino denigrantes, esa es la vieja política de una época superada en el Tolima. Yo apoyé una reforma constitucional, la nueva Ley de vivienda, la Ley de juegos de suerte y azar y creé el Fondo de solidaridad social para los vendedores de chance y lotería, yo detuve la Ley de servicios públicos para que se haga una reforma a las comisiones reguladoras de tarifas, trabajé para que no se recortarán las regalías petroleras a las regiones productoras, he trabajado por la reforma de la Ley cafetera y la Ley 100. Creo que he contribuido al país con mayor justicia social y eso todo el mundo lo sabe en Bogotá y en Ibagué, como también que he trabajado con orgullo para que al Tolima le lleguen recursos para los distritos de riego, para volver el Panóptico un museo y que no voy a descansar para que todas esas promesas del Gobierno conservador que fueron mentirosas se puedan cumplir de verdad.

·         END: Sus enemigos también dicen que por unos puestos usted se arrodilló al Gobierno...

CG: Fui presidente de la Comisión Tercera del Senado y como ponente coordinador de la reforma tributaria apoyé el 3X1000 a cambio de que recuperaran la Zona Cafetera y Cajamarca, apoyé también para que le pusieran aranceles a la traída de productos agropecuarios pero impedí que se le colocara el IVA a más de 400 productos de la canasta familiar. Cuando llegué a la Presidencia del Congreso entendí que no debía dejar que solamente los conservadores se apoderaran de la burocracia en forma desmedida de las instituciones que son del país y pertenecen a todos; por eso impulsé y seguiré impulsando tolimenses para que asuman esos cargos con tino. Cuando alguien le ofreció al Tolima que iba a tener Ministro conservador en este cuatrienio le mintió al Tolima porque apenas tuvo cargos de tercera categoría. Yo en cambio si estoy tratando que en el próximo cuatrienio, bajo el Presidente que sea, nos hagamos respetar y tengamos altos cargos en la dirección del Estado; desafortunadamente para el Tolima, quienes fallaron fueron los que ganaron el poder presidencial. Hoy la única acusación que se le hace al Presidente del Senado es que apoya a los tolimenses a escala nacional.

·         END: ¿Qué siente usted al ver la posibilidad de que Horacio Serpa sea vencido en la primera vuelta? ¿Le preocupa la suerte del Partido Liberal?

CG: Serpa ha aceptado mi propuesta para realizar una Junta parlamentaria el próximo martes 12 de marzo. Allí se analizará la tasa creciente de desempleo en el fracaso del actual Gobierno, los costos de la guerra que se han generado a raíz del rompimiento del proceso de paz, el anuncio del Ministro de Hacienda de que presentará una nueva reforma para colocar más impuestos para financiar la compra de balas, helicópteros y pertrechos militares o el recorte del gasto social. La situación política del Partido Liberal, las encuestas y el programa presidencial también harán parte de la agenda. Hay que decir que el Partido Liberal históricamente tiene muchos activos que presentar al país y que un Gobierno importante no puede dirigir y ser sostenido sin la participación de partidos serios, sólidos y mayoritarios, porque Gobiernos sin apoyos políticos terminan corrompidos como el ejemplo de Fujimori que aquí algunos querían imitar. Por lo pronto desprendido de esa Junta parlamentaria esperemos que resulte la idea que he propuesto de convocar a un gran congreso nacional liberal para hablarle con claridad al país.

·         END: ¿Ve la posibilidad de que las tendencias presidenciales se modifiquen de aquí a la primera vuelta?

CG: Quienes querían la guerra deben responder por los enormes costos de la misma que apenas se inicia. No hay que decir nada porque los que están contentos con las encuestas, los que de manera oportunista se han pasado con los respaldos no ideológicos sino burocráticos, lo que quieren asegurar es la repartida del ponqué en el próximo Gobierno. Todo lo que ha pasado en el debate presidencial ha sido simple calentamiento o calistenia porque el verdadero debate presidencial ideológico, y programático comienza a partir del martes.

  • END: ¿Cómo ve el futuro de la patria?

CG: El país se ve abocado a una realidad producto del mal Gobierno conservador de mayor desempleo, de no reactivación de la economía, de mayor desplazamiento, de un número creciente de colombianos que abandonan el país, de un crecimiento de la economía estancado que no compensa el crecimiento de la población, de una ola terrorista, del auge de la guerrilla y los paramilitares, de crecimiento de los cultivos ilícitos y la polarización de la política. Ante esto he dicho que entre los que creen imponer la fuerza sin razón y los que defienden con argumentos débiles el futuro de la patria, ese futuro será aún más incierto. Por eso he propuesto mayor seriedad en los programas de los candidatos presidenciales, mayor responsabilidad política y menos proselitismo electorero.

  • END: ¿Qué ruta debe tomar entonces el próximo Presidente?

CG: Quien quiera que gane la Presidencia debe impulsar el acercamiento entre todos los sectores políticos, económicos y sociales de la Nación. Los enemigos de la patria desbordan la ideología de los partidos y los enemigos de la sociedad superan la capacidad de convocatoria de los líderes nacionales; por eso se requiere un proceso que acabe con la polarización del país, con los egoísmos, las prepotencias y los individualismos. Se requiere también recuperar la confianza de los colombianos en el Estado y en ese sentido es necesario la presencia cotidiana de los planes y programas sociales del Gobierno en todos los rincones más pobres del país para que los colombianos al sentirse protegidos del Estado defiendan lo institucional. Se requiere que la comunidad internacional actúe con celeridad para acabar con el dinero oscuro del narcotráfico que viene del consumo de drogas, frenar el tráfico negro de armas con se matan los colombianos y evitar la venta de precursores químicos con los que se procesan las drogas ilícitas. Cuando la comunidad internacional actúe en estos tres puntos le podemos creer a su diplomacia lo demás es protagonismo. Desde luego, la prensa tiene una enorme responsabilidad con lo que está pasando y lo que pueda pasar en Colombia, porque los escándalos calumniosos y el descrédito de los líderes del país, es la base de la destrucción de la Nación.

Facebook Oficial Carlos Garcia Orjuela

Facebook Fanbox 1.5.x.0

Tenemos 98 invitados conectado

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter