Carlos Garcia Orjuela

www.carlosgarciaorjuela.com

Sábado, 24 Feb 2018

Después de Irak... (I)

Domingo 30 de Marzo de 2003. Cartagena, Diario El Universal - Bucaramanga, Vanguardia Liberal - Ibague, El Nuevo Día.

 

Por Carlos García Orjuela

Irak fue cuna de la civilización, allí nació la rueda y la escritura. En los valles del Tigris y el Éufrates se construyó Babilonia capital intelectual y religiosa de la Mesopotamia en la cual Hammurabi escribió su famoso código y el rey Nabucodonosor II organizó la toma de Jerusalén.

Bagdad, su capital, hace mil años fue invadida por los turcos, dos siglos más tarde destruida y dominada por los mongoles. En el siglo pasado, los ingleses ocuparon Irak y lo convirtieron en una más de sus colonias. En 1921 obtiene su independencia y Faisal I es proclamado rey. En 1958 su heredero Faisal II es asesinado en la revuelta dirigida por el Coronel Kassem. Por un golpe militar en 1968 se toma el poder Hassan al-Bakr y a este lo sucede Saddam Hussein en 1979.

Desde del inicio de la guerra en Irak todos hemos aprendido más a cerca de este país. Situado en el Asia occidental, con una superficie aproximada a la mitad de Colombia y 23 millones de habitantes, la población se divide entre los sunnitas y chiítas que hablan árabe y son musulmanes. En el norte habitan los kurdos que reclaman su independencia por razones étnicas. El subsuelo guarda la segunda mayor reserva de petróleo del mundo.

Cuando el ayatollah Jomeiny, instauró la República Islámica en su vecina Irán, las tropas de Hussein  la invaden y le declaran la guerra por el temor a la expansión de la revolución religiosa. En este conflicto de ocho años y más de 10 millones de muertos, Irak recibió el apoyo de Siria, Jordania, Rusia y los Estados Unidos que le facilitaron armas y deseaban la derrota de los Imanes iraníes que impusieron el gobierno basados en la aplicación fanática de los preceptos de Mahoma escritos en el Corán.

Irak es como un pueblo tribal del cual Faisal II dijo era “imposible gobernar”, no ha conocido la democracia y ningún régimen ha permitido la participación ciudadana para administrar su riqueza, el Baaz ha sido el único partido político permitido y sólo Hussein su candidato. Allí nadie sabe cuándo terminará la guerra comenzada hace 11 días, algunos piensan que el final será cuando desaparezca Hussein, sus hijos y se instale un gobierno democrático como lo ha anunciado Bush. Pero recordemos que la unidad se ha mantenido por el poderío militar y el autoritarismo ejercido desde Bagdad, que ha impedido la separación territorial de las regiones ocupadas por cada una de las etnias.

Mantener el orden y la libertad no es un asunto de simples declaraciones. Para impedir que los 350.000 ex militares, beneficiarios del poder durante 24 años, se conviertan en francotiradores o actúen como antisociales se requerirá la presencia permanente y prolongada de una fuerza superior. Las democracias no surgen ni se instalan como si fuesen el resultado de apretar un botón y peor aún en una nación que no conoce el ejercicio de la oposición libre como tampoco la controversia civilizada.

La presencia de tropas extranjeras generará mayores conflictos en las naciones árabes y la hostilidad contra el gobierno americano crecerá dentro y fuera de sus fronteras. Una vez terminados los enfrentamientos, cuatro años o más serán necesarios antes de un proceso electoral sin la presión de intereses extraños.

Los costos y la responsabilidad para facilitar que Irak sea un pueblo libre y estable lo deben asumir las Naciones Unidas, con el concurso de todos los países miembros, como unánimemente fue aprobada la última resolución de ayuda humanitaria.

Facebook Oficial Carlos Garcia Orjuela

Facebook Fanbox 1.5.x.0

Tenemos 79 invitados conectado

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter