Carlos Garcia Orjuela

www.carlosgarciaorjuela.com

Domingo, 22 Jul 2018

Entrevista Carlos Garcia Orjuela - Canal Capital. Versión Libre

lvaro Osorio: Muy buenas noches. Después de dos años y dos meses de estar privado de su libertad la Corte Suprema de Justicia absolvió al ex Presidente del Congreso Carlos García Orjuela de las imputaciones que se le hacían, como por ejemplo el haber celebrado acuerdos con grupos paramilitares para llegar al Congreso, él demostró que esto no era cierto. Y por eso la Corte Suprema de Justicia lo absolvió. Está noche él es nuestro invitado en Versión Libre. Doctor García buenas noches y usted confiaba en ese fallo absolutorio o usted como preveía que iban a suceder las cosas?

  Carlos Garcia: Buenas noches. Yo pienso que para cualquier acusado de cualquier tipo de delito, lo más importante no es ni siquiera el operador de justicia o el operador si no la conciencia propia que uno tenga, es decir, la convicción de su inocencia. Yo era inocente, nunca perdí mi dignidad, mi convicción, mi familia, mi mujer y mis hijos que son los más cercanos permanentemente y muchísimos amigos que siempre me habían rodeado, me rodearon y me acompañaron en este tránsito. Nunca perdieron la convicción de que Carlos García Orjuela era inocente, como lo hicieron los medios de comunicación, cuando uno tiene esa certeza, sin ninguna duda, de que esos hechos jamás existieron, tiene es que convencer a los jueces de que sus investigaciones tienen que apuntar a la demostración de la verdad. Un poco largo y demorado pero eso es un proceso colombiano, en que los errores de la dilación de los procesos, el tema de los aplazamientos, los cambios de jurisprudencia permanente, las competencias y una que otra mala intención de un investigador de la Fiscalía que cometió toda clase de errores, pues hicieron que este proceso se alargara. Pero no solamente es el de Carlos García si no el de muchos colombianos inocentes que padecen. Pero otros procesos también en la Justicia Civil por ejemplo se toman hasta diez años. Este es uno de los países del mundo en donde cualquier persona que tenga un litigio tiene que esperar primera instancia, segunda instancia, casación en el Consejo de Estado y eso tiene unos enormes costos. Primero para las Instituciones, segundo para la credibilidad de las mismas, tercero para los inversionistas y cuarto para la sociedad porque termina entonces la sociedad es actuando con Justicia privada. Por eso el tema de la Justicia que regula la convivencia de una sociedad, que regula la armonía y la cooperación entre los poderes, es el punto de partida para una sociedad que busca la equidad, el bienestar y la prosperidad. Es  lo que no tenemos y es lo que hay que buscar rápidamente.

Alvaro Osorio: Usted cómo logró demostrar que esas reuniones nunca existieron? Y que usted quienes lo acusaban decían que estaba en el Tolima en una vereda mientras usted estaba aquí haciendo otras cosas y cumpliendo las funciones de Presidente del Congreso? Cómo demostró eso que es muy difícil cuando uno se pone a  revisar, de dónde saca las pruebas después de tantos años de ocurridos los hechos?

Carlos Garcia: Digamos que,  en el mundo moderno el testimonio es muy difícil de valorar y de ser creíble. Es decir, el mundo de la Justicia ha pasado en los países desarrollados, más a la prueba fáctica que se llama en este lenguaje que era totalmente desconocido para mí, es la prueba documental, prueba científica. No es que el señor me pareció que era de uno con cincuenta, o de uno con ochenta, medio flaco y que tenía la nariz aguileña y que tenía gafas fue el que cometió tal crimen sino hoy en día está la huella dactilar, el ADN de la prueba de sangre, así de un pedazo de un mechón de pelo se puede saber si la persona estuvo en el sitio, la fotografía, el documento filmado, la noticia de televisión, el recibo del peaje de la carretera que hoy queda filmado hasta por una cámara, los tiquetes aéreos que usted se desplazó en una línea aérea está el reporte en los registros hoy en día computarizados de todas las empresas, el pago de la tarjeta de crédito que usted hace cuando va a un restaurante, que queda prácticamente, hoy en día, permanentemente registrado, la intervención en el Congreso, porque yo era el Presidente del Congreso, yo no era un alcalde de Icononzo como supuestamente decían los señores yo estaba en el Congreso y no un señor por allá de Icononzo que en esa época supuestamente me parece que era alcalde de Icononzo pues es muy fácil saber que yo no era el alcalde de Icononzo. Que viajó en un helicóptero, pues un helicóptero tiene unos espacios aéreos, unos registros, nosotros encontramos los mil y más registros de todos los helicópteros que volaron en el espacio aéreo del Tolima durante un año y no aparecía el supuesto vuelo del mes de octubre del año 2001, ni la empresa aérea, revisamos todas las empresas  aéreas de Colombia para poder mostrar  que jamás habíamos asistido a una supuesta reunión clandestina y para que fuera bien oculta, en helicóptero y a medio día y en medio de la población y en entonces yo me dije, esto no es creíble, cualquier fiscal lo primero que hace es desplazarse al territorio a hablar con la población, a hablar con las empresas, no, primero me meten a la cárcel y después hacen la investigación. Obviamente teníamos la convicción, mi familia, mi esposa y mi hijo durante dos años se dedicaron a reconstruir totalmente día a día, hora por hora, el pasaje de hace diez años de su papá y de su esposo para encontrar la actividad a la que verdaderamente nos habíamos dedicado. Si habíamos estado en un almuerzo en el Palacio de Nariño, aparecía la foto. Si habíamos estado en el exterior aparecía el pasaporte, el registro del DAS, el tiquete el registro aéreo y las gestiones que yo había hecho en Washington por ejemplo o en el Banco Mundial. Y a partir de allí llamamos los testigos para que nos defendieran en la Corte. Lo que paso fue que la primera instancia que hizo la Fiscalía que era la investigación fue absolutamente llena de errores y  no revisó ni los videos. Por ejemplo, como yo era Presidente del Congreso, si iba al Tolima eso lo avisaban por la prensa, eso salían las publicaciones, iban camarógrafos y periodistas filmaban, cosas que yo no sabía, hay una que usted como director de televisión lo sabe, se llama detrás de cámara. Graban cinco horas de un viaje, de eventos, de reuniones, de actos públicos para hacer una nota de un minuto.

Alvaro Osorio: De dos minutos

Carlos Garcia: Pero el registro queda en alguna parte, entonces los periodistas encontraron los registros de tantos noticieros que teníamos en Colombia en esa época y fueron llegando los registros, inclusive llegaron tantas cosas que ya no podían entrar en el proceso, que yo no utilicé. Porque el Presidente del Senado era noticia y salían eventos, registros, transmitíamos las Plenarias en televisión, al Congreso asistían desde el enviado del Dalai Lama, los embajadores, los presidentes que visitaban a Colombia y pues eso iba apareciendo las agendas en Protocolo, en una parte o en otra. Inclusive hacíamos reuniones, una en la Presidencia, otra en la sala de Protocolo, y eso se me convirtió prácticamente en una supuesta contravención o delito grave el tener dos reuniones al tiempo, como lo hacen todos los Presidentes y jefes de organizaciones importantes o empresas, mientras que atiende al uno  se toma el tinto el otro. Tiene uno su gente de Protocolo, el secretario General, pero se atienden muchas cosas en cinco minutos. En las mismas audiencias que tuve alguien se retiraba, seguramente para hacer alguna gestión, aparece en dos reuniones al tiempo pero dentro del mismo edificio del Capitolio y en la ciudad de Bogotá que es como muy lejos de por allá de esas veredas en donde me querían localizar. Fue trabajo realmente de dedicación, primer punto, para nosotros los hechos no existieron y de ahí para allá en la instrumentación de acuerdo con la jurisprudencia colombiana, si no existió el hecho, pues no hay el delito y su no hay delito no hay el beneficio y si no hay el beneficio para los señores pues no hay la promoción y todo lo que se puede desprender de una asociación para delinquir. Yo pase de ser un importante médico neurocirujano, Presidente del Partido de la U, ex Presidente del Congreso, de la Comisión de Derechos Humanos, de la Comisión Económica a ser un delincuente. Eso ha sido lo más complejo porque todo el mundo que no tiene la obligación de conocer las intimidades personales, la capacidad o la trayectoria, pues comienza a dudar, comienza a pensar de que tanta publicidad y sobre todo que la mayoría de la prensa, es una prensa espectáculo, lo importante es la noticia. Si a usted por error lo capturan, la noticia de sus propios colegas es, capturado el señor fulano de tal por tal delito, no van a hacer la crónica investigativa porque la prensa simplemente anuncia y no corrige o corrige. Eso es muy duro y en un país en donde la política esta judicializada y la Justicia está politizada como lo dicen la mayoría de columnistas no solamente colombianos sino del exterior. Pero peor que eso en donde los responsables de los poderes públicos, de las instituciones más importantes, estaban enfrentados, enfrentados gravemente, que en cambio de buscar la solución, la armonía y la paz y la convivencia para desarrollar una Justicia oportuna y veraz, entonces en un enfrentamiento hasta el punto de que estamos condicionados todos los poderes. El Congreso desprestigiado, el Ejecutivo, si el último acto del Presidente Uribe fue colocarle una demanda penal a un Magistrado pues de ahí para abajo el enfrentamiento es terrible. Si yo hubiese sido Presidente pongo mis hijos a disposición de la Justicia para que los investigue, yo no me voy a prevaler de mi posición para ir a atacar un juez porque viene inmediatamente la reacción, toda acción tiene una reacción y por eso yo creo que es urgente entrar a analizar esto y darle un cambio fundamental, es que los responsables de dirigir el país se pongan de acuerdo en que hay que trabajar armónicamente y cooperando para combatir de verdad la delincuencia y para encontrar la equidad de resto estamos llevándonos todos al precipicio.

 Alvaro Osorio: Esta experiencia cómo le cambio la vida?

Carlos Garcia: Pues desde el primer minuto que me abrieron la investigación, que me enteré fue por los medios. Porque en ningún país decente uno va a oír las declaraciones que tienen reserva del sumario por una emisora. Estaba en mi casa, seis de la mañana, 14 de abril del año 2008 y me llama el periodista de alguna emisora y me dice usted qué opina de las declaraciones? Cuáles declaraciones? Declaraciones de un señor que me acusaba por allá de una cárcel. El señor ya tenía las declaraciones, el CD y la versión, a mí no me habían preguntado absolutamente nada. Cuatro o cinco días después  obtuve la comunicación oficial del ente investigador. Cómo me cambio la vida? Pues desde ese minuto se me cambió la vida porque ya no tenía que hablar de los problemas de la Ley Tributaria, ni de las reformas políticas si no tenía que atender los cuestionamientos de mi conducta. Pues el médico neurocirujano que se había dedicado a hacer 16 años de la política trabajar por todos, me tocaba que responder sobre las acusaciones de tres señores en esa época, después cuatro, después cinco, que estaban en la cárcel desde hacía muchos años y que ocho años después se habían acordado de un supuesto  colaborador que era yo, disque para que me eligieran, si yo ya estaba elegido.

 Alvaro Osorio: Usted descubrió estando allá todo este tiempo que amigos que usted consideraba como tal no lo eran o que otras personas que usted sentía alejadas si realmente o cómo fue ese aspecto?

Carlos Garcia: En la vida siempre he tenido un principio, no le creo a lo que se llama la conjetura, o el rumor, o lo popularmente el chisme, yo no lo creo, si a mí alguien me dice que fulano de tal tiene tal versión, yo espero es el contacto directo la palabra de la persona: Yo creo que hogares, relaciones interpersonales, empresariales, de colegaje se rompen porque alguien trae un rumor o una versión que no es ajustada a la realidad o un juicio de valor apresurado, entonces, como siempre he tenido ese principio, siempre espero es que la persona me diga algo, no lo que me cuenta que la persona dijo u opinó. Pero si vi que muchas personas que se llamaban amigos nuestros creyeron fue en la versión de los bandidos, creyeron fue en las versiones de los titulares de prensa,  creyeron fue en el comentario destructivo pues lamento por ellos, están valorados ya en su propio espacio pero también fueron demasiadas personas tal vez las más importantes en el desarrollo económico y social de este país que aunque era doloroso ir a que le pusieran el sello a la entrada en una cárcel en la Picota, que lo esculcaran, lo revisaron, le pidieran la cédula, le colocaran un horario que no dejaron afectuosamente ir a visitarme y a visitas útiles, a aportar el libro que yo no encontraba en internet, a aportar el artículo científico que yo quería leer.

 

Facebook Oficial Carlos Garcia Orjuela

Facebook Fanbox 1.5.x.0

Tenemos 24 invitados conectado

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter